Tipos de naves industriales según su estructura

Tipos de naves industriales según su estructura

La demanda de  naves industriales está en aumento, a pesar de la recesión que la situación mundial generó en el sector industrial. Con la puesta en marcha de la nueva normalidad, las empresas necesitan almacenes y nuevos espacios para expandir su producción, es aquí donde las naves industriales entran en juego.

Una nave industrial es por definición un espacio o edificio que es destinado al albergue de maquinarias de producción o de productos ya elaborados, en resumidas cuentas, son construcciones de gran beneficio para los diversos sectores industriales.

Si bien el objetivo de las naves industrial siempre está orientado hacia la misma dirección, no todas son iguales. Hay muchos tipos de naves industriales según su estructura, estás por conocer cada uno de estos.

¿Cómo se clasifican las naves industriales según su estructura?

  1. Estructura metálica

Es una de las más demandadas debido a que son más rápidas de construir, en general este tipo de naves industriales es usado en el sector ganadero y en la industria ligada al acero.  Su transporte en fácil, debido a que su peso es ligero, y debido a lo rápido de su proceso constructivo, suelen ser más baratas que el resto.

Con las naves industriales de estructuras metálicas se obtienen espacios más amplios y que ofrecen una mejor iluminación. Es necesario que en función a la actividad que se lleve a cabo en estas naves, se realice un estudio de la resistencia al fuego.

  • Estructura de Hormigón

En este caso se puede elegir entre dos opciones, las naves de hormigón prefabricado, estas son de fácil y rápida construcción y las naves de hormigón in situ, estas son mucho más rígidas y resistentes, sin embargo, debido a lo tardío de su proceso constructivo, no suelen ser elegidas con mucha frecuencia.

Las naves de hormigón in situ presentan como ventaja, el hecho de que pueden construirse en forma de edificio, lo que permite optimizar el espacio.

  • Naves Mixtas

En este caso se lleva a cabo la combinación de las naves metálicas y las de hormigón. Esta opción es muy factible, versátil  si se considera que su precio es asequible y su resistencia es excelente.

Las naves industriales mixtas ofrecen lo mejor de ambos tipos de naves, y pueden lograrse geometrías especiales. Aunque son  de mayor coste que las metálicas, resultan más baratas que las de hormigón y su proceso constructivo es más rápido.

La elección de algún tipo de nave industrial según su estructura, dependerá del uso industrial que se le dé a esta. Cada una te ofrece ventajas, determina cuál se adapta más a tus necesidades y presupuesto por supuesto. 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp